¡Viajando con bebé… toda una aventura!

Imagen

Cuando estás acostumbrada a un tipo de vida en donde puedes trasladarte a donde tú quieras, tomas decisiones a tu conveniencia, o simplemente hacías lo que te placía. Bueno pues cuando llega un bebé todo eso cambia, tus prioridades se mueven y muchas veces se establecen en función de satisfacer las necesidades de tu bebé. Pero ojo, esto no quiere decir que te vas a quedar enclaustrada hasta que tu hijo hable o camine, ni mucho menos que el nuevo miembro de tu familia NO tenga  la oportunidad de conocer el mundo tal y como tú puedes hacerlo. Claro, hay sus limitantes e incomodidades, pero el disfrutar tiempo con tus hijos siempre será una bella e inolvidable experiencia.

Pero andar con un bebé en avión, en la playa, con calor, los mosquitos, en las pirámides caminando con sol a todo lo que da, animales raros que se presentaban en cualquier momento; como serpientes o iguanas, pensar qué comer, el baño, regaderas, donde cambiar pañal, o dónde encontrar pañales de emergencia, bueno, bueno, como buena madre todas estas ideas vienen a la mente y pensamos que “mejor me quedo en casita”. Sin lugar a dudas el estar en la comodidad del nido siempre será preferible que estar batallando ciertas inclemencias. Pero, no crees que también es una buena oportunidad para que desde bebé conozca nuevas texturas, nuevos climas, otro ritmo de vida, otras experiencias, yo creo que si lo haces responsablemente, tanto tu bebé como tú, obtendrán una experiencia maravillosa, lo que si los especialistas recomiendan que sea a partir de los 3 meses de edad del bebé.

Viajar con niños es otro nivel de diversión y con un bebé aún más. Puede ser tan placentero como tú quieras, vas a invertir más en comodidad y accesibilidad que en otros aspectos, tus horarios y ritmo serán más pausados. Si no, también para lograrlo te quedan otras opciones pero dejando a los niños encargados con alguien o de plano te llevas a la abuelita para que los cuide o contratas servicio de niñera si el hotel da este servicio. Una vez más depende del presupuesto.

Mi propia experiencia y lo qué te recomiendo.

Hace unas semanas viajamos a la Riviera Maya, un paraíso por cierto, con mi hija de 8 años y mi bebé de 4 meses, si leíste bien dos hijos y uno de ellos de 4 meses. Viajamos en avión, y además del hotel visitamos los lugares obligados: Chichen Itzá, Tulúm, Xcaret y por supuesto estuvimos en la playa. Es maravilloso tener la oportunidad de viajar con tus hijos, eso sí debes ir con la idea de que vas con niños y de que habrá  muchas cosas que ya no podrás hacer como: ir a los antros o a la discos por la noche, o ir a lugares de deporte extremo, o simplemente malpasarte en horas de alimento o en ir al baño, en fin.

Lo que no debes olvidar

Viajar con bebé no significa qebas llevar toda tu casa a tu destino para que el bebé no se sienta incómodo, también es una forma de hacerle ver al bebé que las cosas cambian y que nos tenemos que adaptar, no te preocupes lo entenderá si tú eres firme y constante, sobre todo si es un bebé mayorcito de 1 año o más. Así que lo que si debes tomar en cuenta es:CheckList

  • Cambios de ropa suficientes, si piensas “…y si se ensucia dónde la lavo”. La mayoría de los hoteles tienen servicio de lavandería pero si no al llegar a tu destino compra un jabón Vel Rosita y listo cada que llegues al hotel lavas su prenda y con el calor que hace, si es que vas a playa, se secará de volada.
  • Un juguete, no más, créeme todo será nuevo para él que luego a los juguetes ni le harán caso.
  • Pañales, compra un paquete chico y sólo carga los necesarios para el traslado. Recuerda que las maletas tienen un costo extra si llevas más de una y los pañales hacen demasiado bulto. Es mejor comprarlos a dónde llegues.
  • Eso si lleva un pequeño botiquín de emergencias: con TEMPRA, CREMA PARA PICADURAS DE MOSQUITOS, SUS VITAMINAS, UN TERMÓMETRO, BANDITAS. Estas si puedes en presentaciones pequeñas, si es que vas en avión porque en el aeropuerto hay restricción para viajar con ciertas sustancias. Recuerda llevarlo en la maleta grande y no en tu maleta de mano porque si no te las pueden quitar.
  • El protector solar de factor 30 para arriba, gel para quemaduras de sol, repelente de mosquitos, pomada para rozaduras.
  • Definitivamente uno desearía que todas las mamás den pecho como alimento porque en estos casos es cuando además de ser natural es súper cómodo ya que está a disposición del bebé, no necesitas cargar accesorios, está a la temperatura necesaria y sobre todo le dará los nutrientes necesarios y adecuados para el lugar y clima que vayas;  no olvides tomar mucha agua más de la que exige tu cuerpo para evitar deshidrataciones y debes cuidar lo que comes para que no te vaya a caer mal a ti y además al bebé, ten cuidado principalmente con mariscos o alimentos crudos. Pero si no es tu caso, si debes cargar con: dos biberones, una lata de la fórmula, un vaporizador eléctrico para esterilizar, probablemente no podrás conseguir agua hervida así que tendrás que darle agua embotellada al tiempo, y un cepillito para lavar el biberón.
  • Traer un directorio para personas a las que se les puede localizar en caso de emergencia con tu nombre y la de tus hijos, además de sus edades y si son alérgicos a algo.

Si viajas en avión en el aeropuerto

  • Te super recomiendo llegues lo antes posible al aeropuerto para que puedas elegir buenos lugares, de preferencia elegir los de hasta adelante son más amplios, puedes estirar las piernas y te da mayor movilidad además de que estas lejos del motor y no vas con el constante ruido durante el viaje.
  • También hay que recordar que no puedes imprimir los pases de abordar en línea si vas con menores de edad, lo debes hacer directamente en el aeropuerto en la aerolínea.bebemirandoavion
  • Debes llevar el acta de nacimiento o la CURP de tus hijos para que los dejen ingresar, ya que si no NO suben al avión. Si es viaje al extranjero hay que tramitar previamente pasaportes de los niños, así como permiso o autorización de ambos padres.
  • Llevar lo indispensable en la pañalera si acaso 2 pañales, toallitas, un cambio de ropa, una cobijita ligera y un juguete o algo que sepas que lo calmará si llora (en mi caso en el ipad le pusimos su música favorita y listo), si le das fórmula lleva ya el biberón preparado, ya que recuerda que es muy reducido el espacio para poder maniobrar. En mi caso la lactancia fue mucho más cómoda ya que yo le doy pecho.
  • Si llevas carreola hay un cargo extra (por cierto no lo recomiendo)
  • Yo recomiendo si es posible que logres dormirlo y cambiarle el pañal antes de subir al avión, así lo hice con mi hijo y no se dio cuenta, ni cuando despegó el avión ni cuando aterrizamos.

Si viajas en auto puedes agregar más cosas como el asiento de auto del bebé, algún corralito, sobre todo si es un bebé que ya gatea o camina, viajar con bebés más activos es un reto aún mayor que un bebé más chiquito los riesgos aumentan como lo es en casa, así que hay que ser más cuidadosos.

Ya durante el viaje

Sobre todo si visitas lugares arqueológicos o donde hay mucho sol además de aplicarte bloqueador solar, untarte de repelente de mosquitos y llevar una sombrilla o un gorro te sugiero lo siguiente,

  • No compres TOURS, mejor renta un auto aparentemente parecería más caro pero créeme ya lo viví con mi primera hija y además de que no disfruté el tour porque ella chillaba mucho, no quería caminar, etc. Prácticamente también eche a perder las vacaciones de los demás. Entonces si vas en auto vas a tu tiempo y a tu ritmo. Y sale mucho más barato que andar en taxis porque tampoco hay uno en cada esquina y en algunos lugares no traen aire acondicionado. Lo que sí es indispensable es que sepas leer mapas para que no te pierdas o en su caso tengas un GPS o rentes auto con GPS. Depende de tu presupuesto claro. Para rentar auto no olvides llevar tu licencia de manejo vigente. Y que no se te olvide solicitar el asiento de carro, aunque tiene un costo extra es por la seguridad del bebé.
  • Como dije anteriormente no recomiendo las CARREOLAS, ni en viaje ni en casa, según mi propia experiencia con mi hija mayor fue sólo un gasto más que una inversión, jamás la usó, se calló varias veces y terminaba más como carrito carga cosas y yo o mi marido cargando a la niña; además del proceso de armar y desarmar, sacar del auto o como en mi caso subir y bajar de un segundo piso realmente fue sólo un estorbo más que una ayuda. Así que cómo le hice en este viaje, fácil me llevé mi FULAR DYDIMOS*ViajarFular
  • y todo el tiempo fue de gran ayuda desde el avión porque iba sentado en mi regazo pero amarrado a mí, en la playa, en las caminatas en las zonas arqueológicas fue padre porque pude caminar, subir y bajar libremente, en el súper, en los restaurantes, cuando se quedaba dormido a media caminata en fin la verdad es que fue una delicia, eso sí con su respectivo gorrito para taparle el sol. En el único lugar donde sí renté carreola fue en Xcaret pero fue más por una cuestión de logística que de comodidad para el bebé, ya que nos sirvió para poder transportar las toallas, chanclas, visores, ropa, pañales, etc. ¡Jajaja! Exacto me sirvió de carrito lleva cosas y también sirvió de camita en algunas ocasiones no lo niego, pero igual la mayor parte del tiempo estábamos cargándolo. Y la verdad creo que así disfrutó más el viaje el bebé, cargándolo yo, ya que podía ver más cosas. El estar con una visión igual a la tuya los hace más curiosos definitivamente y como resultado niños más creativos y felices. A diferencia de estar ellos acostados todo el tiempo viendo el cielo o peor aún tapados con una cobija y no ver nada.

Bueno si estas decidiendo pronto hacer un viaje espero que estas recomendaciones te sirvan de ayuda… así que Bon voyage!

También te recomiendo visites los siguientes links:

BABY CENTER 

VIAJAR CON BEBÉ

LOS BEBÉS Y LOS VIAJES EN AVIÓN

*El FULAR DYDIMOS está confeccionado con una tela de fibras naturales lo que lo hace TRANSPIRABLE por lo que se adapta a los climas, fresco cuando hace calor y calientito cuando hace frío. Este es el que yo uso y recomiendo si quieres adquirir uno mándanos un email a maternidadnatural.mex@gmail.com o por Facebook y te haré llegar el catálogo. Se aceptan Tarjetas de Crédito en ventas para México, DF.

Advertisements

3 thoughts on “¡Viajando con bebé… toda una aventura!

  1. Qué completo todo. Yo también visité con mi pareja la Riviera Maya (aunque sin hijo) y es maravilloso, me encantó. Ahora no me atrevo a hacer viajes tan largos en avión ni a cruzar el charco 😉 Se ve que disfrutasteis mucho el fular. ¡Besos!

    • Así que brincaste el charco (el Atlántico, jijiji) ¡Que bien que conozcas esta maravilla de mi país, aunque he de decir que mas bien es un punto ajeno a muchos mexicanos, mas o menos sólo el 8% de los turistas mexicanos tenemos acceso y posibilidad de conocer esta parte de nuestro país. Y sobre el “fular” si fue toda una faena localizar el distribuidor de la marca que quería y desde que él tenía un mes de nacido ha sido mi accesorio obligado, me ayuda a tranquilizarlo, a transportarlo y a amamantarlo. Ahora también los vendo, pero es dificil convencer a la gente, prefieren comprar carreolas súper caras aunque al final terminan en sus brazos los bebés… y la carreola se convierte en carrito de compras o carga triques (cosas)… en fin… así es esto de cambiar paradigmas y costumbres…¡Saludos!

  2. […] Puedes ver cómo disfruté mi viaje en el siguiente post ¡Viajando con bebé toda una aventura! […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s