Mi padre es bien padre…

 ¡Ah que caray! En tiempos modernos y aún veo como cuesta un poco de trabajo integrar a los “hombres” en esto de la crianza de los hijos. Pero para nuestra fortuna la cosa está cambiando y los padres se están enrolando cada día más y más en todo lo relacionado con embarazo, bebés, pañales y más. Digo para fortuna nuestra habrá que preguntarles si para ellos es fortuna. Porque a veces como dicen en mi pueblo “ayuda más el que no estorba” ¡jajajaja!

Lo cierto es que si, el papel del padre está cambiando y desde mi punto de vista para bien de todos. Desde el acompañamiento en el embarazo, haciendo equipo en el parto y siendo activo y participativo en la crianza de los hijos, ya no es una cosa sólo de mujeres y dentro de las ventajas que veo en este sentido es:

  • si te acompañan en el proceso de embarazo como por ejemplo en un curso psicoprofiláctico, se les dan muchas herramientas e ideas de cómo ayudar efectivamente a la mamá a la hora del parto y en los primeros días de vida del crío.
  • si están presentes a la hora del parto, se vuelven más conscientes de lo que significa el esfuerzo que hace un a mujer al parir.
  • Hay una conexión extraordinaria entre ellos y el bebé al momento en que les dicen que pueden cortar el cordón umbilical 
  • ya en casa, te da más confianza el que ellos se hagan cargo de un bebé al cambiar el pañal, bañarlo o alimentarlo es una ventaja para nosotras porque nos permite darnos unos pequeños descansos que siempre son indispensables en los primero días de vida del bebé
  • por lo que en resumen se vuelven un equipo y eso es muy reconfortante y bello que el papá sea participe y no un espectador, porque además los hijos crean mejores vínculos de amor con ellos

 

Y yo cómo lo viví y vivo día a día…

Si algo agradezco infinitamente al universo y a la vida es que me haya puesto en mi camino a mi maridito, en verdad el cómo se ha involucrado en la crianza de nuestros hijos es maravilloso y sé que en el futuro recibirá grandes recompensas de ello por parte de los niños, porque él si que es un padre bien padre… y no es por presumir pero sólo porque este post es con el fin de agradecerle virtualmente por el día del padre, lo compartiré…

En ambos embarazos él se dio el tiempo y la oportunidad de asistir a un curso psicoprofiláctico conmigo, al principio puso resistencia decía que eso para qué era o él que tenía que ver en esos “asuntos”, afortunadamente nuestra instructora le explicó tan bien que él accedió y así asistimos religiosamente a todas y cada una de las clases viviendo y aprendiendo juntos.

En ambos partos me acompañó y ayudó con sus palabras, cariño y fuerza en el proceso de pujo. Admito que cuando llegaba al hospital no quería ni verlo, pero ya saben todo por culpa del coctel de hormonas que uno vive en esos momentos y que nos hacen actuar de manera impredecibles. Pero aún con todo ahí estuvo al pie del cañón, según como lo narraron testigos en mi primer parto mi marido sufrió y aguantó mis jaloneos y apachurrones porque él era el que estaba dándome soporte al momento de pujar así que lo padecío todo, literalmente;  y en mi segundo parto, además se llevó santa mordida de mi parte que según con palabras de él mismo casi le saqué una lagrimita pero que si quería morder más que le avisara. Lo mejor fue cuando nacieron mis hijos en ambos casos los dos los tomamos con nuestros brazos besámos y dijimos hola a cada uno, eso si que es lo mejor de todo.

Y ahora en la crianza en ambos se ha involucrado al cien porciento, cambió pañales, los bañaba, aún cansado se da el tiempo para jugar con ellos, practica el porteo maravillosamente, por lo menos una vez al mes él se hace cargo de los niños y yo tengo mi día libre, esto es genial porque en verdad que cuando lo hago no me voy ni con culpas ni con miedos porque sé que está en buenas manos y lo que sea necesario lo resolverá ( a su modo claro, pero lo hará)

En fin, lo veo en el día a día cómo mis hijos desean con ansias que llegue la hora de que papá regrese del trabajo o sea fin de semana. 

Imagen

 

Advertisements

2 thoughts on “Mi padre es bien padre…

  1. Que lindo que hayas conseguido esa contecion! un abrazo

    • Si de verdad que si es algo maravilloso porque trabajas en equipo y crías con el mismo objetivo, amor y dedicación. Al final se ve reflejado en la felicidad de los hijos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s