12 Propósitos de Año Nuevo

Cuando iniciamos un nuevo año nos proponemos una lista de deseos a cumplir, normalmente uno por mes. En esta ocasión te proponemos una lista que puedes incluir para este 2015 si es que vas a ser madre o ya lo eres.

1. COMER SANAMENTE: El primer trimestre será un poco complicado incluso comer por las molestias de los ascos normales de  un embarazo, pero el sólo hecho de dejar de comer cosas como refrescos, bebidas alcohólicas, cosas grasosas o muy picantes, o que tengan cafeína será siempre por el bien del bebé y tú lo agradecerás. Eso si olvidarte del famoso mito “como doble porque como por dos” porque eso es falso, las porciones no deben cambiar mucho sino mas bien la calidad de los alimentos.

2. Asistir a un curso PSICOPROFILÁCTICO, como ya lo hemos recomendado en otro POST, asistir a este curso te daría la posibilidad de que tú junto con tu pareja conozcan esta nueva etapa de estar embarazados, aclararán dudas y eliminarán mitos lo que les dará más seguridad al momento del parto y de la llegada del bebé. Mas información da click aquí.

3. Realizar YOGA PRENATAL, no cabe duda que es una excelente inversión que puedes hacer durante el embarazo porque te preparan en cuerpo, mente y alma a ese hermoso suceso que es “dar vida a otro ser” y todo lo que significa holísticamente.

4. Practicar Ejercicios KEGEL, aunque esto lo explican claramente en un curso psicoprofiláctico lo agregué porque no sólo lo debemos hacer durante el embarazo sino para toda la vida, el ejercicio Kegel es un movimiento de contracción en los músculos de la vagina que ayudan a fortalecerlos y que su beneficio durante el embarazo es que ayudará a que esos músculos tengan la fuerza necesaria a la hora de pujar, pero después ayudarán mucho para evitar la incontinencia urinaria causada por el peso durante el embarazo. Más información aquí.

5. Mentalizar un PARTO VAGINAL, es posible que si eres primeriza tengas mucho miedo y que el sólo hecho de que imagines el dolor que significa que pase una cabecita entre tus piernas te asuste más. Es normal el miedo porque es algo desconocido, no vamos a mentir SI DUELE y MUCHO, pero es igualmente de PLACENTERO lo que sientes una vez que nace el bebé. Hoy en día es muy común que las mujeres sean las que soliciten una cesárea innecesaria, sólo para evitar dicho dolor, por eso es importante que estés informada, que tengas apoyo, y que sepas que todas fuimos creadas y estamos preparadas para tener un bebé vía vaginal, sólo en casos clínicamente aceptados es que se debe hacer una cesárea.Propósitos

6. Lactancia con Leche Materna, es lo mejor que le puedes proveer a tu bebé así sea 1, 2 días o hasta años (la OMS recomienda mínimo 6 meses y prolongarlo hasta los 2 años)  siempre será el alimento ideal para el bebé porque disminuye la posibilidad de reflujo, crea un vínculo con la mamá, tiene los anticuerpos necesarios para disminuir enfermedades, además de los beneficios que te otorga a ti como: aminorar los dolores del puerperio, bajar de peso más rápido y disminuye la probabilidad de un cáncer de mama.

7. Portear o Babywearing, los bebés humanos nacemos totalmente indefensos por cuestiones evolutivas tenemos que nacer antes, por lo que es vital que un bebé esté la mayor parte del tiempo a lado de su madre para que se estimule y establezca mejor la lactancia así como también para tranquilizarlo más fácilmente con el calor de la mamá. El  porteo es como continuar con el embarazo pero fuera del útero, el cuál se da fin mas o menos entre el 4 y 6 mes cuando el bebé empieza a desarrollar sus primeros desplazamientos. Dentro de los beneficios está el disminuir enfermedades de displasia de cadera, disminuye la posibilidad de reflujo y muerte de cuna.

8. Usar pañales de tela, probablemente lo que viene a la mente es la incomodidad que significa usarlos pero hoy en día existen pañales muy versátiles que puedes usar desde los primeros meses hasta los 2 años que más o menos es cuando aprenden a avisar, se lavan en lavadora y tienen la resistencia de un desechable. La importancia de usar pañal de tela es por varios beneficios: ECONÓMICO ahorras aproximadamente un 75% en gasto de pañales totales, ECOLÓGICO porque un pañal desechable se usa una sóla vez y puede tardar hasta 100 años en desintegrarse contra las 600 veces que puede llegar a reutilizarse un pañal de tela; y por último SALUDABLE los pañales de tela dejan transpirar mejor la piel del bebé y evitan hasta en un 80% la incidencia en una demartitis, esto sin contar que hay bebés que son alérgicos a los pañales.

9. Practicar el Colecho, cuando un bebé ha estado tanto tiempo en un espacio reducido, donde sólo se escuchaba la voz de la mamá y su latido, donde había alimento y calor sin necesidad de pedirlo cuando nacen es importante que este ambiente se vaya adaptando paulatinamente y no de golpe, es por ello que el colecto permite que por lo menos en su primer trimestre este todo el tiempo a lado de su madre incluso por las noches. Los grandes beneficios es que ayuda a establecer una mejor lactancia, permite que el bebé se encuentre siempre calientito, así como ayuda a disminuir la muerte de cuna porque la madre está más atenta a su calor corporal y respiración.

10. Poner Música Clásica, antes y durante el embarazo es importante ponerles música ya que estimula sus sentidos, los calma y les creas hábitos sobre todo a la hora de dormir. Según estudios el poner Música Clásica desde temprana edad ayuda a desarrollar la memoria, mejora el aprendizaje matemático y de lenguaje, así como es relajante para algunos peques. Más información aquí.

11. Practicar Baby-Led Weaning, una vez que la lactancia se ha establecido, los dientes de los peques comienzan a brotar y su cuerpo se ha fortalecido de tal forma que se puede sentar lo más común es que se le empiecen a dar probaditas de otros alimentos, el Baby-Led Weaning lo que busca es que sea así natural, donde no haya horarios estrictos, ni cantidades específicas, y que todo se dé de forma natural es decir, que no es necesario utilizar papillas, es una cuestión de supervisar lo que come el bebé y estimularlo a que conozca texturas, sabores y colores. Según los estudios esto ayudará a evitar la obesidad y  al desarrollo del bebé. Más información aquí.

12. Jugar, jugar y jugar, no hay mejor forma de establecer vínculos, pasar el tiempo en familia y que los hijos aprendan hábitos o cualquier cosa que por medio del juego, es sólo cuestión de saber cómo hacer que todo sea divertido e interesante para que un bebé lo tome como aprendizaje. Los bebés crecen demasiado rápido así que hay disfrutarlos en cada momento, cada etapa es importante y que estés tú a su lado siempre será lo mejor para ambos.

Todos los propósitos están cronológicamente establecidos desde que inicia el embarazo hasta la crianza del bebé, si estás por embarazarte ya sabes empieza por comer bien, si ya estás embarazada no dudes en acercarte a profesionistas que te apoyen y orienten para que esta etapa y la del parto sea el momento más maravilloso de tu vida y no que sea sólo un procedimiento médico, si eres una mami que ya tiene su angelito en casa estás a tiempo de hacer de la maternidad un estilo de vida, pero todos los propósitos están dirigidas para que sea siempre de forma NATURAL…

Ojalá y los puedan cumplir todos y aprovechamos el equipo de Maternidad Natural para desearles un Feliz Año Nuevo!

Mi perrijo, mi amigo, mi doula, mi nano: Duque Fitzgerald I (q.e.p.d)

IMG_0331Nunca había tenido perros, hasta hace 3 años que un peludín al que sin  proponérnoslo o buscarlo llegó a nuestras vidas, su carisma nos atrapó inmediatamente, tan fue así que no hubo modo de decir que no lo adoptaríamos. Siempre he creído que es muy importante que en la familia tengas un amigo peludo (cualquier animalito doméstico) no sólo por la compañía, sino porque de alguna manera les enseñamos a nuestros hijos a ser responsables, a respetar el espacio de otros seres vivos, y en muchos casos es la oportunidad de que vivan y asimilen la muerte de un ser querido.

 

La bienvenida del perrijo…

Cuando lo llevamos por primera vez a casa, estábamos eligiendo sunombre, no había forma de decidirnos; así que como él era de raza yorkshire pues buscábamos un nombre con esa categoría mi hija deseaba como de realeza, estábamos entre rey, duque, conde, príncipe, entre otros. Y por otro lado buscaba yo otro nombre pero que fuera especial y único. Dentro de los cuales apareció “Fitzgerald”. El sólo pronunciarlo y decírselo automáticamente él se me acercó y movió su colita, para mí fue un “sí, ese me gusta” y así fue como entre mi hija y yo lo nombramos “Duque Fitzgerald I”. Para muchos un nombre que no era apropiado para un perro, difícil de pronunciar y que según los expertos nunca se lo iba a aprender o iba a obedecer. Pero para nosotros era perfecto, y  él  se lo apropio tanto que  día a día nos demostró cuan inteligente era y que le encantaba su nombre.

Desde que llegó a nuestras vidas, a donde fuéramos él iba con nosotros, siempre bajo mi brazo. Iba a las casas de la familia y amigos (cuando se podía claro), porque era indiscutible que él era parte de la familia. En ocasiones lo llevábamos a fiestas de niños, jugaba con ellos a las atrapadas o a las escondidas, le encantaba el columpio y la resbaladilla. Era la sensación en parques y fiestas. Me daba risa cómo  los amiguitos de Vale (mi hija mayor) cuando iban a buscarla a la casa me decían “Señora deja  a Vale y a Fitzgerald  salir a jugar”,  los dos se me quedaban viendo como preguntando “¿Sí podemos?” y al pronunciarles “si, está bien” ahí iban los dos disparados y como buenos hermanos, cuidándose y jugando. Cuando Vale salía en bici, él ya sabía que su lugar era la canastilla de enfrente y ahí lo ponía, con la velocidad el viento hacia que sFitzgy2u pelo de la cara y su lengua flotaran (supongo eso le encantaba porque en el auto hacía lo mismo)

En la privada donde vivíamos era superconocido, todos lo saludaban “adiós Fitzgerald”, y él siempre orgulloso respondía “guau, guau” ¡ja! me daba risa. También cuando se me escapaba, ya que me daba cuenta le chiflaba y rápido venía, pero a cierta distancia frenaba e inclinaba su cabecita cómo diciendo “chín, me van a regañar” y ya entraba todo agachado como pidiendo perdón. Ya nada mas le decía ¡Ándele, métase! y sin decirle más nada se iba a su cama autocastigado.

Fue muy inteligente y dentro de las cosas que aprendió a hacer fueron las órdenes: sentado, quieto, go, la patita, giraba, se hacía el muerto, decía “mas”, hacía “ojitos”, daba “Kiss”, en fin nunca dejaba de sorprendernos las cosas que aprendía… eso sí cuando se quedaba sólo en casa nunca aprendió a ir al baño donde debía :(. También todas  las mañanas le decía “despierta a Vale que ya se va a la escuela” y rápido se paraba a lamerle la cara y según él la pateaba de la espalda para tirarla. ¡Ah como me reía de eso!

Mi doula y el nano de mis hijos…

Cuando me enteré que estaba embarazada de mi segundo hijo, siempre estuvo como enojoncito conmigo, nunca me había gruñido y en esa época lo hacía muy seguido, algunos me decían que era por el embarazo y otros porque a lo mejor sentía algo raro. Esa época si que sufrí también con mi hija mayor, cómo que les dio fuerte eso de los celos del hermanito. Además, tuvimos muchos cambios entre ellos mudanza de ciudad, otra perrita que era su hija y mi bebé. A causa del estrés sufrió desde entonces una gastroenteritis, según el veterinario por melindroso, corajudo y nervioso.

Recuerdo que cuando me dieron los dolores de parto y al momento de romper la fuente, él nunca se me despegó. Ahí estuvo junto a mi, buscándome mi mano, oliendome. Si me sentaba en una silla, estiraba sus patitas para que lo pusiera en mi regazo. Cuando me acostaba en la cama se subía y se acurrucaba entre mis brazos, cuando estaba en el baño estaba como guarura esperando a que saliera, recostado asomándose entre la rendija de la puerta o rascando para que le abriera. Siempre trataba de acercarse a mi cara y con sus ojitos me decía todo,  que “él quería cuidarme” se acurrucaba bajo mi brazo. Fue sensacional, lo acariciaba en la cabecita pero él insistía en que lo mantuviera a mi lado. Hacía un gemido que nunca había escuchado, sobre todo cuando me venía una contracción fuerte. Se acercaba a mi cara recargándose en mi hombro o espalda, son una raza muy pequeña así que prácticamente apenas y alcanzaba, como que no hallaba qué era lo que podía hacer. Mi maestra de psicoprofiláctico, ya en el hospital, me dijo que él fue mi doula, que su instinto era ayudarme a tranquilizarme por eso quería que lo acariciara. ¡Qué maravillosa es la naturaleza, verdad!

Ya cuando regresé del hospital, era tanta su emoción que no tenía otra forma de expresarlo más que llorando, corriendo, brincando de un lado a otro, lo cargaba y no era suficiente para satisfacer tanta felicidad que le daba verme de vuelta, pobrecito seguramente se quedó preocupado al no saber de mi después de que estuvo conmigo apoyándome en las contracciones. Aunque si notó algo raro en la casa, un olor diferente y su curiosidad no paró hasta que encontró a mi bebé en la cuna. Le ladraba, lo olía, en fin, quería saber qué era. Esta etapa de la llegada del bebé no lo aceptó tan rápido, se puso tristón y  de repente me hacia huelga de hambre, tenía que darle de comer en el hocico. Ya después, cuando Leo tenía 3 meses tenía una carreola que también era mecedora y le enseñé a Fritzgy que arrullara al niño, ¡Sí, es verdad! Se paraba en una orilla de la carreola y la empujaba para que se meciera, y cuando le daba la órden “¡arrúllalo Fritzgy!” empezaba a aullar, así que se convirtió en el “nano” de mi hijo. Ya desde ahí aceptó muy bien a mi Leo quién después le encantaba jugar con él, pero Fritzgy como buen “nano” cuando se despertaba me avisaba y cuando hacia travesuras le ladraba.

 

Fitzgy3Gracias al bendito fular, los paseos de Fritzgy nunca terminaron. Ya que al tener las manos libres me era posible cargar a mi bebé y darle su paseo matutino y a la hora de ir por Vale a la escuela. Además de que claro, antes de dormir le daba su vuelta solamente que esta vez éramos sólo él y yo, era un tiempo exclusivo de nosotros (supongo su momento más feliz, porque siempre platicaba con él y no me compartía con nadie) Lo que más recuerdo de esos paseos  era donde se encontraba con perros más grandes y les ladraba como si no fuera una “pulga amaestrada” siempre le decía “¡qué nunca te has visto al espejo!”… Era un perrito chiquito pero de un autoestima enoooorme.

 

La despedida…Fitzgy1

En fin, como verán Fritzgerald formó parte de mi vida de una manera que me ha marcado para siempre… el término perrijo es tan válido y cierto porque esos peludínes tienen tanta o más capacidad de amor para dar. Desafortunadamente, su gastroenteritis se agravó hasta convertirse en una úlcera y después en una peritonitis séptica que su pequeño cuerpo no aguanto más y no hubo más remedio que dormirlo, ha sido lo más difícil que he hecho… tomar la decisión y después asimilarlo. Afortunadamente me dieron la oportunidad de estar ahí con él, acariciarlo hasta el final… lo tuve en mis brazos todo el tiempo, diciéndole todo lo que lo quería y cuánto lo íbamos a extrañar. Siempre he creído que si así como la vida se recibe con tanta alegría y en lo posible rodeado de las personas que más quieres, la despedida debe ser igual de dignificante y al lado de quienes te amaron. En la clínica veterinaria estuvo además de mi hija y mi marido, mi hermano y mis padres acompañándonos en este doloroso momento. Tuve la fortaleza de hablarle siempre con la verdad a mi hija, de decirle lo que significa la muerte y en este caso con nuestro Fritzgy, que ella decidiera si se despedía por última vez por que ya no lo veríamos más, fue duro pero considero que la muerte no debe ser un tabú y que lo más sano es que nuestros hijos sepan su significado, vivan su duelo y entiendan de alguna manera el ciclo de la vida.

Aunque sé que este espacio lo cree para hablar temas sobre maternidad, no podía dejar a un lado a uno de mis hijos el único peludo de mi casa… mi perrito “Fritzgy”. Este post se lo dedico con todo mi amor a él quien fuera mi más fiel amigo, perrijo y perrihermano. Que en paz descanse mi peludín que ahora está en el cielo de los perros… 😥

¡Parto en Agua… en México es posible!

Estamos muy contentos en Maternidad Natural que hoy se una a este proyecto mi especialista de cabecera Encarni Palomino quien ha sido pieza fundamental en llevar a cabo mis dos embarazos y partos de manera exitosa. Ella es una experta en atender nacimientos de manera natural y en agua, ayudando no sólo en el embarazo con sus cursos de psicoprofiláctico sino también como instructora certificada para ayudar durante todo el proceso de parto (aquí entre nos, da unos masajes en la cintura que para mi fueron manos de Dios por que calmó mucho los dolores de parto) con ayuda moral, técnicas de respiración y concentración y más. Una vez al mes tendrá ella este espacio para que pueda dar información sobre temas de embarazo, psicoprofilaxis, lactancia, dignificación de la mujer en el parto, en fin. Ella es una experta en estos temas y no me queda mas que agradecerle que haya accedido a compartir  toda su sabiduría con nosotras. ¡Y claro está la invitación a otros especialistas a que compartan todo su conocimiento con nosotras!…

Por lo pronto aquí el artículo sobre Parto en Agua que nos comparte Encarni desde  sus antecedentes y la justificación de porqué si puede ser viable tener un parto en agua y que además es posible en México.

Parto en agua

Desde que en los años setenta el médico francés Michel Odent descubriera que el estar sumergido en agua caliente mitigaba las molestias de las contracciones de parto y favorecía la dilatación del cérvix, Michel Odent DVD front copy-2en algunos hospitales de algunos lugares como los Países Bajos (Holanda), Reino Unido, España etc. Instalaron tinas para el nacimiento, donde la mujer puede pasar el periodo de dilatación más cómoda y relajada y si ella así lo desea incluso parir inmersa en el agua.
Pero… ¿Porque el agua ayuda a la dilatación?

Los termoreceptores de la piel son muy rápidos y distrae al cerebro de otras sensaciones, es por esta razón que la mujer se encuentra más tranquila, relajada y con control de su cuerpo, su cerebro trabaja mejor, produciendo las hormonas que se necesitan en el momento preciso, logrando así que no se interrumpa el proceso fisiológico y natural del nacimiento.

Cuando una mujer en trabajo de parto está tensa, asustada, estresada, secreta adrenalina, que aunque en la expulsión del bebé alparto-en-aguacanza niveles máximos, durante el trabajo de parto no debería alcanzar esos niveles que endurecen el cuello del útero dificultando así su dilatación.

Está comprobado que cuando una mujer se sumerge en agua caliente, los niveles de adrenalina disminuyen. También se sabe que la hipófisis se activa por el volumen sanguíneo que se produce con la inmersión ayudando así a la producción de oxitocina (la hormona del amor), hormona imprescindible para las contracciones de parto. También el bienestar de la madre embarazada hace que aumente la secreción de endorfinas anestésicos naturales, que también mitigaran las molestias del trabajo de parto.

 

El parto en agua en México es posible, tú decides. ¡Prepárate!

EncarniPalomino

También pueden ver la entrevista que se le hizo en la Semana Mundial de la Lactancia Materna dar click aquí.

¿Psicoprofiqueeeeeeeé?

Después de recibir la noticia de que estas embarazada, pareciera que es sólo cuestión de esperar a que los síntomas del primer trimestre pasen, adecuarnos a cambios de humor y sobre todo a lo más evidente a que nos crezca la panza  para que llegue el día esperado: el nacimiento del bebé. Pero… ¿realmente sabes y te sientes preparada para ese evento? Digo, porque no es cualquier cosa. Ya sea natural o por cesárea no está por demás que tomes un curso PSICOPROFILÁCTICO, ya que tiene muchas ventajas para ti, tu pareja y tu bebé.

Pero… ¿qué es lo que se hace en un curso Psicoprofiláctico?

Bueno, además de que te dan toda la  información sobre todo lo que se vive en el embarazo: los cambios hormonales, las diferentes formas de nacimiento, los beneficios del parto natural e incluso; te explican, por cierto, lo que muchos ginecólogos no hacen sobre qué es la cesárea (tema controversial del que hablaremos en otro artículo); también se hablará de lo que puedes esperar en el hospital, aspectos sobre el comportamiento de un bebé y cómo cambia la rutina familiar, la lactancia, la depresión postparto; en fin, una gama de temas muy interesantes y muy importantes que necesitamos  saber. Además de que en muchos de estos centros se invita a especialistas a dar pláticas y aclarar todas nuestras dudas.

También dentro de las sesiones hay  un espacio en dónde se ejercita el cuerpo, siempre y cuando no haya ningún impedimento médico, se realizan ejercicios de relajación y respiración. EjercicioEmbarazoAdemás de que, entre más avanzado este el embarazo o se acerque la fecha de parto, la instructora normalmente, te enseña una clase de “pujo” para que conozcas la forma correcta de respirar y relajarte; a tu pareja se le puede enseñar también distintas formas o técnicas que te ayuden a disminuir algún dolor cómo masajes, también te explican cómo hacer el conteo de contracciones, entre otros temas. Sin lugar a dudas, lo más enriquecedor es la experiencia que cada mamá va aportando al momento que tiene oportunidad  de expresar lo que le sucede durante el embarazo.

Pareja

Asistir a un curso psicoprofiláctico, te hace sentir  que no estás sola, normalmente es tu pareja la que te acompaña y participa de las actividades que realizan y así logras que exista un mayor acercamiento desde el embarazo, del papá con el bebé; ya que luego no saben cómo ayudar, o se sienten fuera de contexto, o cuando llega el bebé no saben cómo reaccionar ante su llanto o reconocer sus necesidades. En el curso les dan información y técnicas para que sean papás activos y también se les enseñan a que pueden vivir junto a ti el parto en el hospital y no

sean sólo espectadores. Mas información click.
¿Cuándo debo de tomar el curso?

Se sugiere tomarlo a partir del sexto mes, pero es cuestión de informarte en  los centros donde se imparte los cursos para saber cuándo inician o cuándo puedes empezar. Si el embarazo está muy avanzado, no importa, nunca es tarde. Me tocó ver a una compañera embarazada que llegó de 8 meses y sólo estuvo 3 semanas porque se adelantó su bebé. Pero ella dijo que las 3 clases que tomó fueron lo que la hizo estar más segura y confiada y sobre todo la hizo vivir su parto al máximo. CursoPsicoprofilacticoHoy en día ya hay muchos lugares, por lo menos aquí en el DF donde puedes asistir. Los horarios frecuentemente los ponen entre semana después de la jornada laboral o los sabatinos y muchas veces duran 2 horas máximo. O se complementan con yoga para embarazadas.

¿Pero, yo como lo viví? ¿Lo recomiendo?

Te cuento un poco de mi experiencia, en ambos embarazos, participé en un curso piscoprofiláctico, el primero con instructora, ya que tuve la fortuna de encontrar un centro cerca de mi casa y en donde literalmente me abrieron los ojos, mi marido me acompañó y ambos con la información que recibimos en cada sesión, nos ayudaron a sentirnos más seguros y con más herramientas para enfrentar críticas y mitos sobre el proceso del embarazo y el parto. En el segundo ya tenía la información suficiente y no fue necesario asistir al centro, así que desde mi  casa, aplique los conocimientos que ya había adquirido, principalmente los ejercicios de relajación y de preparación para el parto. Los beneficios más importantes que obtuve fueron:

  • Fortalecimiento y control de mi mente y mi cuerpo
  • Seguridad absoluta para poder llevar a cabo mi parto natural en agua y sin anestesia.
  • Seguridad y apoyo incondicional de mi marido porque me ayudo literalmente a parir, pues estuvo conmigo dentro de la tina ayudándome amorosamente en las respiraciones, con palabras de aliento, fuerza, conteo de contracciones  y la emoción de ver nacer a su hijo.
  • Confianza en que mi marido tiene la capacidad de cuidar un bebé recién nacido,  bañarlo, cambiarlo, cargarlo, etc.
  • Motivación y confianza para cuidar a mi bebé y sobre todo para llevar una lactancia feliz.

En fin,  sinceramente, no me imagino cómo hay tantas mujeres que tienen hijos sin tomar este curso,  que muchos hospitales o doctores lo ven sólo como un procedimiento médico o quirúrgico. Tomar un curso psicoprofiláctico te permitirá saber lo enriquecedor y bello que es poder tener un hijo de manera natural, de manera amorosa, porque estas acompañada por quien tu desees y no sólo rodeada de doctores, de manera respetuosa porque se espera el tiempo necesario que la naturaleza asignó a ti y a tu hijo sincronizarse para dar vida, es algo que en verdad deseo que toda mujer viva… Porque podemos hacerlo…Por una maternidad natural.

  • AnippEn México, les recomiendo mucho se contacten vía facebook a la ANIPP (Asociación Nacional de Instructoras en Psicoprofilaxis Perinatal) ahí podrán informales dónde se ubica el centro más cercano a ustedes y con instructoras certificadas.

NAA

¡Qué tengo doctor!… No se preocupe señora, nada que no se quite en 9 meses.

De repente y sin avisar, en las mañanas abres los ojos y comienza un remolino en el estómago que no se detiene hasta que vas al baño y desechas todo lo que tenías de la cena, pero no para ahí, te sientes mareada, con náuseas todo el tiempo, piensas han de haber sido los tacos que me comí ayer, concluyes que es algo del estómago, así que, recurres a remedios caseros. Te preparas un  caldo de pollo, te haces un té, tomas muchos líquidos, pero sigues regresando todo lo que comes,  te sientes agotada y con náuseas todo el tiempo.

Pasan los días y los síntomas de estar mal del estómago no se quitan. Finalmente decides ir al doctor y le comentas todo lo que te ha pasado estos últimos días y entonces el doctor  te pregunta –  ¿Cuándo fue su última regla?, ¿tiene relaciones sexuales?  Tú contestas – hace mes y medio y sí tengo relaciones sexuales.  Él hace una mueca y tú le preguntas: –  ¿Qué tengo doctor? Y él responde: – No se preocupe, nada que no se le quite en 9 meses.

Image

No sé ustedes pero casi casi así fue como me enteré de que estaba embarazada, por lo menos de mi primer embarazo; ya que en el segundo, ya tenía cierta experiencia e inmediatamente empecé a sospechar que estaba embarazada, cuando tuve mis primeras náuseas matutinas.

Así que, una vez digerida la noticia y aunque los síntomas y una prueba de embarazo de farmacia pudieran confirmar que estás embarazada, debes proceder a hacerte los siguientes estudios:

estudiobhcg

 

1.- Prueba de embarazo de laboratorio BETA HCG.-Es una prueba donde te toman una muestra de sangre y al analizarla se puede saber si estas embarazada e inclusive se puede detectar, según la cantidad de gonadrotopina que tengas en la sangre, cuantos meses tienes aproximadamente. Más información click.


ultrasonido

2.- Un ultrasonido, este lo puedes hacer en un laboratorio o en su caso, algunos ginecólogos ya tienen el equipo y al ir a consulta, ahí mismo te lo hacen. Sirve  para saber si realmente existe el bebé, si está bien implantado en el útero y confirmar cuánto tiempo tiene.  Es muy importante hacerte este estudio, ya que existe la posibilidad de que no estuviera “el producto” dentro del útero, es decir, un embarazo extrauterino, el cual si así es, se debe proceder a una cirugía de emergencia ya que de lo contrario podrías tener hemorragias o incluso perder el útero o hasta la vida.  Más información click

3.-Tu ginecólogo al confirmar la noticia te dirá que desde ese momento en  adelante, tendrás que hacerte un chequeo cada mes, en donde te revisarán la presión, el peso, te hará algunas preguntas sobre cómo te sientes y te pedirá que te realices otros  estudios, tales como de orina y sangre; además de que te recetará las vitaminas que debes tomar.

Una vez que confirmas que estás embarazada, elige bien a tu ginecólogo, platica tus expectativas de parto y pregunta también sobre sus honorarios por consulta y por asistirte el parto, te ayudará a saber con mayor claridad cómo vas a llevar a cabo esta hermosa experiencia.

Deja un comentario y compártenos cómo tú te enteraste que estabas embarazada.

NAA